FIN DE ETAPA

Todos los años por estas fechas nos organizamos para, después de un paseo mañanero,  reunirnos en torno a una mesa.

      El día amaneció un poco fresco, lo suficiente para que los charquitos tuviesen una fina capa de hielo. Más o menos puntuales empezamos a subir por la pista que los ciclistas llaman “El Angliru”. No tardamos mucho en hacer la primera parada para aligerar vestimenta, la temperatura subía por momentos con ayuda del sol y un par de rampas. Pronto llegamos a nuestro destino, La Maliciosa imponente se alzaba delante de nosotros con el embalse a sus pies recibiendo buena parte de la nieve caida en la última semana.

  Teníamos tiempo, así que nos fuimos valle arriba hasta llegar a un espléndido pino al lado  del Ayo. de Peña Jardinera que bajaba muy alborotado. Tras cruzarlo subimos a la Cuerda de Los Almorchones desde donde estuvimos escudriñando las laderas más próximas en busca de senderos para subir a la Mali, Los Porrones o bajar a La Barranca. Tentados estuvimos de explorar un caminillo que parecía llevar hacia donde teníamos los coches. Pero tras experiencias pasadas y por temor a retrasarnos, dimos marcha atrás. A  veces la sensatez nos invade.

 

A la hora prevista acudimos al punto de encuentro con el resto de la “peña”, alegía por parte de todos, sobre todo al comprobar lo guapos que están nuestros “peques”. Durante la comida nos pusimos al día de nuestras respectivas andanzas y tras una larga sobremesa nos despedimos hasta la próxima.

 

El fin de etapa, no es sólo porque el año termina. También porque, por razones que no vienen al caso, el CLUB DE MONTAÑA DENALI desaparece. A título personal he de decir que he sido responsable de la mayor parte de las entradas de este blog (no sé si continuará abierto) pero aquí termina mi colaboración. Por último a los fans que me han salido por ahí (hay gente “pa too”), muchísimas gracias.

 

 

 

 

Publicado en Salidas

La Carretera de La República

Ante la duda nos habíamos citado a la entrada del Valle de La Fuenfría. Después de informanos de que la pista estaba limpia entramos. Aparcamos asegurando la salida que algo hemos aprendido; hay mucho desaprensivo por ahí que tira el coche sin preocuparse de si obstaculiza el paso de los demás. Hemos sido testigos de más de una macarrada.

 

Habíamos quedado con queridos amigos, antiguos socios del Club, a los que hacía tiempo que no veíamos. Casi nos tronchamos con los abrazos, seguramente cosa del frío. Todos curtidos en mil batallas, estábamos por la labor de pasar un placentero día de charla y paseo. Así que tras un breve cambio de impresiones acerca del negro panorama que teníamos encima nos fuimos al Pto. de La Fuenfría, ora por la Calzada Romana, ora por el Camino Borbónico. Estábamos solos, daba gusto sentir el crujir de la nieve bajo nuestras botas envueltos en esa luz especial de los días nublados en un entorno nevado.

 

Nuestros temores se confirmaron al llegar al puerto. Las nubes estaban pegadas 50m más arriba y hacía viento. Dispuestos a no sufrir ni un poco, pronto encontramos el rumbo. Tiramos por la Carretera de La República, más protegida hacia la zona de los Miradores de Los Poetas que se veía más despejada. Poca gente encontramos, varios esforzados ciclistas, tres o cuatro esquiadores y algún caminante que otro. Sin duda madrugar ayuda a la tranquilidad en las rutas más frecuentadas; bueno el día gris seguramente también tenía algo que ver.

 

 

Terminado el recorrido, volvimos a casa contentos después de un día perfecto.

 

 

 

 

Publicado en Salidas

Atentos, por favor

No ha llegado el texto de la salida de la semana pasada, pero sí la noticia de que no se pudo hacer lo previsto, por un suceso que suele ocurrir en invierno,  que impidió la llegada al parking de algunos y dejó atrapado a uno de los nuestros.

 

Suele ocurrir que muchos conductores se meten en las carreteras con nieve sin cadenas, aunque haya poca una placa de hielo es suficiente. Con uno que se atraviese ya está el lio montado. Los demás, aunque las lleven, tienen que ayudar a los imprudentes, perdiendo parte del tiempo de su día de excursión.

 

A pesar de ello quedó tiempo para acercarse hasta el Peñotillo.

 

Las fotos dan fé del precioso recorrido.

Publicado en Salidas