Fin de semana en Asturias

Nos pareció que el puente del Corpus era una buena ocasión para hacer la”Ruta del Cares”,  y para allá nos fuimos. A medio día del jueves estábamos en S.Vicente de La Barquera y allí comimos mirando al Cantábrico acompañados por un vientecillo un poco impertinente.

S. Vicente de la Barquera       S. Vicente-ría

Continuamos ruta hasta Tielve, al pié de la sierra de Portuera,  donde estaba nuestro alojamiento para los próximos días. Esa misma tarde tuvimos la suerte de conocer la cueva natural (nos sorprendió la longitud) donde los vecinos del pueblo maduran sus quesos (Cabrales), acompañados por los propietarios de la casa donde nos alojábamos.

Tielve   Cueva

El viernes, día laborable en casi todo el país, nos parecía el ideal para ir al Cares. Como empezamos temprano no había mucha concurrencia y pudimos aparcar al principio del camino en Poncebos.

Denali       Cares 3

El recorrido es muy interesante y espectacular tanto por la obra de ingeniería del canal como por el paisaje. Cuando llegamos a Caín empezaron a caer unos enormes goterones que por fortuna pararon pronto lo que nos permitió comer y descansar en un prado cerca del río al lado del pueblo. Iniciamos el regreso bajo la amenaza de lluvia con el algún trueno que otro de fondo y con permiso de algunas cabras que estaban en el camino. Por suerte aguantó sin llover hasta que llegamos al coche. Un par de horas más tarde se organizó una espléndida tormenta con granizo incluido que por fortuna nos pilló a cubierto.

Canal-camino    Cares 8

2014-06-20 12.16.16   Cabras

 

Al día siguiente salimos con la intención de de ir desde Tielve a Sotres, pero al llegar a la Majada de Valfrío un pastor que por allí andaba trajinando, nos dijo que para su gusto era más bonito el camino que por la Calzada Romana baja a Arenas; así que sin pensarlo dos veces nos fuimos a la izquierda en vez de hacerlo a la derecha, siguiendo sus indicaciones, a pesar de que era más largo de lo que teníamos previsto. Un gran hacierto porque además de un mar de nubes a nuestros pies, tuvimos unas hermosas vistas de los Urrielles con el Naranco presidiéndolo todo.

Mar de nubes          Naranco

Seguimos subiendo hasta llegar a un collado que nos introduce en una zona donde hay varias majada a cual más bonita, especialmente la del Tordín, todas llenas de caballos,  vacas y terneros (algunos muy pequeños) pastando tranquilamente.

Majada    Caballos

Tras pasar la última nos envolvió la niebla, pero solo un ratito lo que nos permitió seguir disfrutando del sol y las espectaculares vistas, la sierra de Cuera de frente y Arenas de Cabrales a nuestros pies.

10440229_797224946968380_1633788664865819634_n      Arenas

Iniciamos la vertiginosa bajada por la Calzada Romana que por suerte estaba seca en su mayor parte, atravesando un espléndido bosque de hayas, castaños, robles, tilos……una maravilla.

 

Hayas    Tuneles-canal

Ya el domingo con mucha pena pero muy contentos emprendimos el camino de vuelta a casa pensando en la próxima salida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.