Un día con suerte

Mirando el un mapa en busca de nuevos caminos, nos dimos cuenta de que había un par de “dosmiles” que no habíamos subido aún; tratándose de nuestra sierra era imperdonable, así que confiando en nuestra buena estrella el sábado nos fuimos hasta Collado Hermoso. El día y la previsión no eran muy alentadores, pero pasadas las Siete Revueltas empezamos a ver el sol que se quedó con nosotros todo el día.

Aparcamos en las inmediaciones del monasterio de Sta. Mª de la Sierra y empezamos la andadura por una pista, un sendero, “troching”, pista, camino, sendero….. 800m, de subida sin parar hasta llegar al Pelado, primer objetivo. El Negro era el siguiente pero unas nubes muy amenazadoras lo cubrían a ratos, así que lo pensamos un momento, fuimos y…… aguantó. Apenas paramos porque hacía un viento bastante fuerte y frío por lo que continuamos hacia La Picota algo más bajo y un poco más lejos de las nubes, donde comimos tranquilamente.

Pelado       Negro 1

Reanudamos la bajada por un cortafuegos muy empinado, desde donde vimos una vista aerea del monasterio. Lo dejamospara entrar en un espléndido pinar con muchos acebos llenos de bolitas que ya empiezan a colorear.

Acebo                                Ya cerca del coche paramos un rato a comer moras y nos dimos cuenta que habíamos hecho una bonita circular y tardado menos de lo previsto así que volvimos a casa tan contentos. Subiendo el Pto. de Navacerrada nos estaba esperando la lluvia que habíamos dejado por la mañana en las Siete Revueltas.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.