Lo que dió de sí el día

Después del éxito del domingo pasado, nos apetecía otra raquetada y para ello nos preparamos. Amaneció un domingo bastante feo, las nubes estaban muy bajas y llovía sin parar; la situación perfecta para hacer un test de impermeabilidad de nuetro equipo.

IMG-20150216-WA0002       IMG-20150216-WA0000                                     En La Granja había una visibilidad aceptable y pensamos que el Chorro Grande bajaría con mucha agua. Como apenas había nieve y no pensábamos subir mucho, dejamos las raquetas en el coche y emprendimos el camino chapoteando.                                                             Efectivamente el Arroyo del Chorro Grande bajaba furioso, pero lo mejor de todo fué ver las placas de hielo que aún quedaban en el tramo más bajo adheridas a las rocas, aunque lo más espectacular era ver los trozos de hielo que bajaban disparados desde la parte más alta. Estábamos encantados era un espectáculo único, sólo para nosotros.

IMG-20150216-WA0004                       IMG-20150216-WA0005

Subimos a la parte más alta con el fin de hacer alguna foto más, pero las rocas estaban cubiertas de hielo y el acercamiento resultaba un poco delicado, así que decidimos dar media vuelta ya que la niebla era cada vez más espesa así que nos fuimos a tomar un café calentito y alguno un ponche segoviano.                                                                                   Como paró de llover un ratito, diez minutos, nos dimos una vuelta por los jardines del palacio para rematar la faena. El test? bueno aceptable tras dos horas de agua por todas partes sin parar.

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.