Tiempo revuelto

Ya hemos pasado del 40 de Mayo y no hay manera de quitarse los forros, guantes y gorros (versión montañera del sayo), una compañera de fatigas califica esta situación meteorolgica de primavera invernal; en las fotos se aprecia bastante bien.

Asómate  Ayo-1  Con un “vamos viendo” empezamos a andar en el Pto. de La Morcuera . Negras nubes tapaban La Najarra, por lo que fuimos en dirección a los Bailanderos y antes de llegar al collado empezó a llover, no mucho por suerte, pero el aire era cada vez más frío según subíamos y todo el rato traía y llevaba las nubes de allá para acá, arriba y abajo. Pensábamos subir a Asómate de Hoyos pero un grupo aterido que, con todo puesto, bajaba ligerito nos comentaron que habian pasado un mal rato allá arriba. Cruce de miradas y sin muchas palabras, desde el Coll. de Pedro de los Lobos bajamos atrochando hasta, el Ventisquero del Algodón, nacimiento del Ayo. del Aguilón; hay que ver que nombres tan bonitos. Siguiendo su curso bajamos en busca del refugio del Pinganillo, otro de tantos lugares desconocidos y espectaculares que encontramos en nuestras andanzas.

Pinganillo   PeñalaraDespués de un rato de charla con unos montañeros que habían dormido allí, buscamos un lugar al abrigo del viento donde comer. De pronto empezaron a juntarse negras nubes que nos hicieron temer lo peor, así que levantamos el campo y emprendimos el regreso, buscando senderitos como siempre, entre vacas y caballos que pastaban en los prados.

Cab.  Asómate de HoyosResumen de un bonito día lleno de luces y sombras por “La Sierra”

 

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.