Un día tranquilo

Visto que el calor sigue ahí y en atención a una rodilla en recuperación, decidimos hacer una excursión ligera y con poco desnivel, para no sofocarnos.                                                  La cosa empezó en el Pto. de Canencia entre sorpresa primero y risas después, porque a los asientos delanteros del coche que llevábamos, no les daba la gana de permitir abatir los respaldos (conveniente para salir), así que a las ocupantes no les quedó otra que hacer un arriesgado ejercicio de contorsionismo, menos mál que son delgadas!!!.  Superada la prueba empezamos a andar, sin prisas y a la sombra, por un sendero que por la cuesta de Navalpino te va subiendo, subiendo…… hasta que llegas a la Perdiguera, si quieres claro.

Pinar Valsain   IMG_20150726_120343179        Un ratillo de descanso para fotos y tentenpié mientras agradecíamos el airecillo circulante. Poco después hechamos a andar en dirección al Pto de La Morcuera. Cuando nos pareció bién giramos a la derecha y fuimos en busca de un lugar donde comer. Nuestra buena estrella nos llevó a una pradera verde con  un regato y alguna sombra que otra, así que convenientemente alejados de las vacas, nos dispusimos a hacer lo que tocaba.

IMG_20150726_142206896  IMG_20150726_154619111     El regreso lo hicimos pasando por la Chorrera de Mojanavalle, que en esta época se convierte en un chorrillo. Más abajo nos paramos a echar un trago en la fuente que hay en frente del Centro de Educación Ambiental (¿?). En ello estábamos cuando un par de excursionistas con cara de preocupación y con una cantimplora vacía en la mano, nos preguntaron si se podía beber aquella agua porque en una fuente de más abajo (la del Puerto), un cartel avisaba que era agua no tratada. Aclarado tal punto se decidieron a beber un poco recelosas, seguramente porque les dijimos que lo más que les podía pasar era tener una ligera indisposición intestinal (que finura) por falta de costumbre de beber agua tan sana.                                                                                                                                           Acabado el “deambuleo” y tras pasar por el chozo (un poco perjudicado), otra vez el númerito del coche y a casa.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.