En busca del tesoro

Llegamos a La Pedriza, hasta aquí bien porque a las 9:15h el parking de  Canto Cochino ya estaba lleno y tuvimos que ir a otro más arriba. Pensábamos ir al Yelmo pero… al bajar del coche alguien mencionó el Puente de los Pollos que no conocía y para que queremos más. Estos detalles y otros que nos caracterizan, son los que dan un toque diferente y convierten en una aventura el paseo más tonto. Así que le dimos al play.

Torres Pedri  IMG_20150926_135220470_HDRPara no retroceder, cruzamos el río mas arriba de lo habitual por lo que ya no subimos por donde pensábamos así que la cosa se animó bastante. Enfrascados en una interesante charla sobre los viajes del verano, pasamos por alto la bifurcación de la difuminada senda que nos interesaba. Hacía un buen rato que trepábamos por el fragoroso camino del Collado de La Milanera cuando empezamos a pensar que algo no cuadraba. Paramos para recobrar el resuello y tratar de ver algo entre aquel caos de pinos y piedras enormes. Encaramados a un piedra y estirando bien el cuello (lástima de periscopio) localizamos la zona donde supuestamente estaba el dichoso Puente y comprobamos  que… habíamos subido bastante más de la cuenta!!, será posible?. Rápidamente deshicimos el entuerto porque dos cambios de objetivo el mismo día nos parecía demasiado aún para nosotros. Por fín llegamos al descriptivo hito del, senderito del Puente de Los Pollos que nos permitió llegar, esta vez si, a donde queríamos (el tesoro) y comer tranquilamente, para luego regresar por los Cuatro Caminos.

Letrero  Hito    Lo que sí nos sorprendió fué el trajín de gente por aquellas sendas normalmente solitarias, algunos perdidos, porque nosotros…… sólo estábamos despistados.

Ayo de la Majadilla  Erosion

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.