De sorpresa en sorpresa

Ya estamos en diciembre, aunque no lo parezca, y que mejor sitio en esta época que la Acebeda de Prádena?. Efectivamente y con el coche bien aprovechado llegamos al punto de partida a lo que la mayoría pensaba que iba a ser una ruta más, estupenda pero pinos por aquí, robles por allá… Empezamos a subir por un cómodo camino (indicado) que nos llevaba en una dirección un poco rara; está claro que las rutas “oficiales” no se nos dan bién, así quiebro al canto y de pronto la primera sorpresa del día ooooh…..los acebos brillando al sol llenos de bolitas rojas. Es un bosque precioso, espeso, oscuro en algunas zonas y de vez en cuando algunos claros. Después de disfrutarlo un rato, continuamos hacia arriba que a algún sitio hay que subir.

Acebo  IMG-20151205-WA0039Cuestón de padre y señor mío que subimos medio axfisiados por el calor y levantando bandos de perdices, para llegar al Cerro del Gargantón, casi 700m. más arriba. La verdad es que las cumbres de aquella zona son un poco sosas pero las vistas espectaculares.

IMG-20151205-WA0029  IMG-20151205-WA0008 (1)Después de comer en el Pto. de la Acebeda, tirados en un prado al sol, enfilamos la bajada por la pista hacia el pueblo. Duró poco porque por el rabillo del ojo vimos un camino un poco vertiginoso, que atravesando un pequeño pinar, nos llevó a un balcon…..daban ganas de quedarse allí al solcito de la tarde, pero más abajo había algo más que ver. Acompañados un rato por un pobre perro cojo de rehala abandonado, llegamos a la parte más llana en busca de la otra joya que por allí hay, el bosquete de sabinas.

Sabinas  IMG-20151205-WA0042Ultimo tramo y otra valla más y van……cada día esta peor esto de andar por el monte.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.