Se acabaron las fiestas

Hoy tocaba un paseo tranquilo. Acompañados por una niebla espesa empezamos a subir La Morcuera, pero pronto teníamos a nuestro pies un espléndido mar de nubes.

6   3       Con un espléndido sol emprendimos el camino de los Altos del Hontanar. Subimos Peñas Viborizas, la máxima altitud del día, y ya sin grandes sobresaltos llegamos al Espartal uno de los mejores miradores de nuestra Sierra. El embalse de Pinilla reflejaba el cielo de un azul intenso; en algunas vaguadas había girones de niebla y las cumbres más altas parecían jugar al escondite; apena ver lo escasas de nieve que están a estas alturas del año y la escasez de agua en los embalses y regatos. Estuvimos un buen rato disfrutando del magnífico espectáculo acariciados por el tibio sol invernal y planeando futuras salidas aprovechando que teníamos el mapa en relieve delante de nosotros.

2  4     El día iba cambiando, cada vez había más nubes así que reanudamos la marcha hasta el refugio de la Majada del Cojo con la intención de comer dentro si empeoraba más de la cuenta. Como aún nos duró el sol, velado por las nubes, aprovechamos para comer en una zona despejada,con el Peñalara enfrente cubriéndose con espesas nubes.  Terminada la ceremonia y acompañados por un vientecillo frío,  volvimos al punto de partida.

IMG-20160109-WA0005      I1       Como teníamos serios asuntos que tratar, nos fuimos a merendar a uno de esos sitios que nos gustan y empezamos a pensar en que hacer en Semana Santa que este año cae muy pronto. Decididamente somos gente muy ocupada.

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.