La Sierra de Hoyo

Hoy hemos tirado por lo bajo y cercano porque algunos tenían que regresar pronto. Nos encontramos en la bonita plaza de Hoyo de Manzanares, donde dimos la merecida bienvenida a un compañero que en el último año andubo en otras cosas. Aparcamos junto al depósito y con el fresquito mañanero iniciamos la marcha. Menudo follón tienen organizado los del Canal, seguramente hará falta pero el camino está patas arriba.

Casa Liendre   EsteparGuiados por un buen conocedor de la zona (tenemos de todo), tan pronto como pudimos dejamos el caos y nos fuimos por un sendero en busca de la Cascada de La Covacha, que en cuanto llueve un poco se despierta y alegra su rincón. Por el camino largo subimos hasta la Casa de Peña Liendre y desde el mirador (con el visor que borra lineas de alta tensión, polígonos industriales, casas y mas casas) disfrutamos del paisaje; solo un ratito porque el airecillo serrano…. De allí al Collado del Diablo: vistazo, charleta y despedida a los que se daban la vuelta. Los demás, ligeritos que hacía fresco, continuamos por el sendero que de pronto casi se convierte en un tunel por lo altas que están las jaras. Será el camino del infierno? estamos en la Peña del Diablo ay, ay. Cuando llegamos al Estepar,trepando las cuatro piedras de de la cima, recordábamos que la última vez que por allí anduvimos (años ha) nevaba con ganas.  Debemos ser de los pocos que tienen en su haber la invernal de la Sierra de Hoyo, por la cara norte además!!. Hay que ver.

Casc. Covacha                  Alc.                               Aún era un poco pronto para comer así que por el bonito sendero de La Ladera,  a ratos un poco empinado, bajamos hasta una cueva que por allí hay, que guarda una interesante historia. Arropados por unos cuantos alcornoques, recién descorchados, degustamos el menú mientras charlábamos de esto y lo otro. Como el sol seguía velado por las nubes, pronto terminamos la sobremesa y reanudamos la bajada cuidando no resbalar para no llegar antes de tiempo, mas que nada porque no teníamos prisa.

Torre   F. de la LaderaEsta es la historia de un buen día en la modesta Sierra de Hoyo, gracias Alfredo por mostrarnos tu territorio.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.