Sol y nieve

Después de alguna excursión a medio terminar por culpa del mal tiempo en las últimas semanas, el domingo pusimos rumbo al Valle de la Fuenfría, el día estaba excelente y la nieve nos estaba esperando.                                                                                                                                                                                                                      1  2Debidamente vestidos para la ocasión  (elegantes que somos) tiramos monte arriba. La nieve estaba perfecta, así que fuimos subiendo por el camino del bosque (más o menos) hasta la Calle Alta. Pasamos de ir por el collado de Cerromalejo (ese era el plán) porque delante de nosotros una irresistible ladera de nieve virgen subía derechita al cielo, un poco inclinada eso sí, pero echándole ganas se llega a todas partes. Ya estamos en la Peña del Águila, el viento en calma, la nieve brillando al sol y casi nadie por allí, todo nuestro. A nuestros piés el Valle del río Moros con nieve en las praderas y sus embalses; parcialmente helado el más bajo y 61 m. más arriba el más pequeño helado por completo. Al otro lado la Mujer Muerta y la Sierra de Quintanar cubiertas de nieve. A lo lejos Gredos, la Sierra del Valle, más cerca Peñalara, la Cuerda Larga, Siete Picos…,todo a la vista. Mujer Muerta  5Resultaba tan espectacular y se estaba tan bién que decidimos quedarnos a comer allí aunque era temprano. Cuando nos pareció oportuno bajamos al collado de Marichiva y desde allí por la, aburrida aunque bonita, Calle Alta en dirección a la vertical del Hospital en busca de una atractiva, rápida y gratificante bajada que nos estaba esperando.

3                             4    Que día!, fué de esos que hacen afición y los que ya la tenemos disfrutamos a tope.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas. Bookmark the permalink.