Un clásico veraniego

Hoy hemos dado un paseo bastante tranquilo. Lo de bastante va porque parte fué por pista forestal, entre pinos, con buenas vistas y aire fresco. Además la idea era rematar con un baño en el río para lo que íbamos bien preparados, vamos un plan veraniego a más no poder.

Pte Angostura  TejoHacía tiempo que no íbamos por los Tejos, un estupendo paseo en verano, cara norte, bosque, agua, altura….. Así que con mucha seriedad , empezamos andando por la pista correspondiente. Pero ocurrió lo de siempre que nos cansamos de “pistear” y justo vino a nuestro encuentro un caminito que trepaba bosque arriba, mientras el río Valhondillo que bajaba apresurado saltando entre las piedras nos acompañaba acompañaba con su sonido. Después de disfrutar un rato del lugar, retomamos las buenas intenciones y nos fuimos por la pista que va en dirección a Cotos andando tranquilamente, charlando y admirando las vistas del Valle de Lozoya. Por encima de nosotros, se atisbaba de vez en cuando parte de la Cuerda Larga, las Lomas de Pandasco achicharradas al sol. Enfrente teníamos una estupenda vista desde el Pto. de Cotos, hasta el de los Neveros: Dos Hermanas, Peñalara y Claveles,  casi al alcance de la mano. Con nieve o sin ella, siempre resulta un bonito cordal.

Ondas     Poza  Se acercaba la hora de comer mientras nos íbamos acercando al río, primero Guarramillas, luego de La Angostura para acabar en Lozoya….; íbamos en busca de una buena poza donde refrescarnos. Algunas estaban ocupadas así que seguimos bajando hasta que encontramos un pequeño paraiso para nosotros solos. Agua transparente, verde hierba, rocas, pinos, robles, abedules, mariposas y libélulas azules. Ni un paso más, aquí nos quedamos!; muy animados empezamos por mojar los piés y ……ya, a comer que esto está muy frío!!!.

Lozoya   Casita  Así acabó ese baño que por la mañana pensábamos que nos íbamos a dar, pero encantados de la vida, como siempre.

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría and tagged . Bookmark the permalink.