Prádena y sus maravillas

En Septiembre suele ocurrir que nos vamos reagrupando después del verano y que empieza a refrescar. Lo primero si, aunque algún rezagado anda ahora por ahí dando vueltas y lo del calor……

IMG-20160904-WA0001     IMG-20160904-WA0005Ayer fuimos a dar una vuelta por los montes de Prádena. Iniciamos la subida por el bosque de acebos, arropados por su sombra fresquita. Están cargados de frutos aún verdes, en invierno estará espectacular. También vimos algún endrino con sus frutos a punto, las moras que no están mal; también nos encontramos un par de viborillas, las moscas habituales y unas cuantas vacas.                                                                                                           A mitad de la subida, hicimos algo inusual, una parada para comer, beber, descansar y de paso pensar si seguir hacia arriba o no, el calor nos estaba haciendo flaquear. Un par de ráfagas de aire fresco, nos animaron a continuar pensando que más arriba habría más y mejor. Por suerte no nos equivocamos porque desde el puerto de la Acebeda hasta el de Peña Quemada fuimos al sol.

IMG-20160904-WA0001  IMG-20160904-WA0004 No estábamos sólos, vimos a otro entusiasta andando por allí, una pareja motorizada en el Pto de Peñaquemada que muy animados se dispusieron a dar un paseo al fresco de las dos de la tarde, diez minutos más tarde oimos arrancar el coche.  Ya bajando nos cruzamos con otro todo terreno cargado con un ala delta; cerca de allí hay un lugar adecuado para lanzarse, a veces se ven también algunos parapentes poner una nota de color en el cielo. Después de comer y descansar un poco debajo de los pinos que por allí hay, bajamos en animada charla  haciéndole los cortes de rigor a la pista forestal de turno.

Prádena  IMG_20160904_165009034    Ya abajo nos salieron al paso los robles, las viejas y sabinas y otra vez el calor.  Aunque parezca mentira anduvimos la mayor parte del día a la sombra.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas. Bookmark the permalink.