El Casillas

Nos hemos ido un poco más lejos de lo habitual a una zona que nos gusta mucho, sobre todo en otoño. Esta vez todo chicas, una de ellas invitada a conocer el “estilo Denali”.

casillas-pueblo   casillas-16Casillas es un pueblo enclavado en un precioso rincón de una empinada ladera que propicia unas calles con cuestas imposibles y con unos castaños espectaculares. Aparcar en la parte más baja es para valientes; si resistes las tres o cuatro primeras (cuestas) ya estás listo para todo lo que te echen. Para compensar sus vecinos siempre están dispuestos a echar una parrafada con los que vamos por allí.                                                                    Pasadas las últimas casas la emprendimos con una pista que llevaba la dirección adecuada, mientras olvidábamos que a primera hora hacía fresquito. Pronto la abandonamos para, de trocha en trocha, llegar a un camino señalizado por hitos muy, muy abandonado, que nos llevó casi en línea recta hasta el cordal, cerca de la cima del Pico Casillas. Disfrutando de un agradable airecillo serrano, fuimos situando pueblos, picos, antenas y buscando la siguiente meta, que aún era temprano.  Por aquí por allí, bajamos hasta el Portacho del Pozo para ir a ver el Pozo de Nieve. No había mucha gente, pero nos alejamos un poco para comer en una especie de terraza pedregosa que prometía buenas vistas, pasado un rebaño de vacas tomando el sol. Nos sorprendió ver correr agua por los regatos de este lado, porque la sequedad empieza a ser severa.

pozo-8-10-16  v-iruelasDespués de comer continuamos hasta el Pto. de Casillas, bebimos en la fuente que hay un poco más abajo y andubimos por la pista lo justo para entrar en el antiguo camino del puerto y llegar rápidamente (es un decir) al pueblo.

camino-viejo  castano-16Hay que ver, no es lo mismo subir la misma pendiente asfaltada, que por un sendero en medio del bosque.

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas and tagged . Bookmark the permalink.