Por la Serranía de Cuenca

Imprevistos de última hora (lesiones, catarros, trabajo), nos privaron de la compañía de cinco componentes del grupo que habíamos organizado, dispuesto a pasar un fin de semana pateando por ahí.

e-s-blas  j-por-s-blas      A Masegosa (CB), llegamos ya de noche (este horario de invierno…) con un frío pelón y una previsión meteorológica poco prometedora.  El sábado amaneció frío, ventoso y lluvioso. Habíamos acordado hacer dos grupos uno “Tranqui”(peque y embarazada incluido) y el Resto, que nos fuimos en busca del objetivo. Después de pasar un puerto, con manchas de nieve a los lados de la carretera, llegamos a otro valle más negro aun si cabe. Empezamos a subir por una revirada carreterilla local; queríamos ir a La Mogorrita que estaba escondida en el marrón que había sobre nuestras cabezas. A una cierta altura la lluvia se tornaba en agua-nieve y ante el temor de que empeorase nos dimos la vuelta. No íbamos a ver nada y la idea de bajar por aquella carretera con nieve nos puso los pelos de punta.

estrecho-s-b  nacimiento-jucarActivamos el plan B, llamamos a los “Tranquis” y los citamos a las tres de la tarde para ir todos juntos al nacimiento del Rio Cuervo. Entretanto desde Tragacete fuimos en busca del nacimiento del Río Jucar. Cantando bajo la lluvia pasamos por los estrechos de S. Blas y del Infierno (poco) para llegar a la Umbría de S. Benito por un bonito camino, en busca del dichoso nacimiento. Flechas y letreros primero, algún hito despistado después y luego nada, ….. a buscar. Después de algunas vueltas creemos que lo encontramos, el lugar era lo más parecido a un nacedero (seco) así que por unanimidad y visto que tanto el mapa como el GPS lo situaban por allí, lo dimos por bueno y nos dimos la vuelta. Llegando al coche nos llegó un olorcillo a barbacoa desde un cobertizo que por allí había. Con un poco de envidieja comimos nuestros deliciosos bocatas cobijados en el porche del Refugio de S. Blas. Menos mal que asomó un poquito de sol para animar.

img_20161126_153525518   img_20161126_153024989Reunidos con el resto de la partida emprendimos el camino que, por medio de un interasante y bonito bosque, llega hasta el nacimiento del Rio Cuervo. Afortunadamente ya no llovía así que todos juntos dimos un espléndido paseo y para casa. A la hora de la cena organizamos nuestro Master Chef particular que dió para muchas risas. Somos la caña, a la hora de improvisar igual nos dá una ruta que un menú sorprendente.                                Se acabó el finde, pero antes de volver nos dimos un paseo, soleado a ratos, para ver las  espectaculares Torcas de Lagunaseca. Ha quedado mucho por ver de esta Serranía de Cuenca que tiene lugares muy espectaculares e interesantes.

img_20161127_105010693_hdr  img_20161127_103359319_hdr  La Comunidad de Madrid nos recibió con lluvia por todo lo alto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas. Bookmark the permalink.