Por la Cuerda de Los Porrones

A la Cuerda de los Porrones nos fuimos una mañana fría y soleada con el objetivo de llegar a la Maliciosa Baja. Al frío lo dejamos atrás enseguida a pesar de ir por el umbrío pinar, atentos a donde poner los pies porque la nieve del camino estaba helada. Cerca del Collado Porrón salimos al sol, pero al llegar a lo alto un vientecillo helado nos obligó a forrarnos a toda prisa. Hecho esto, estuvimos escudriñando la ladera que va al Boalo en busca de algún sendero por aquel lado; algo vimos, habrá que ir a investigar otro día.

img_20170122_093230421_hdr   img_20170122_111117089Animosos continuamos cuesta arriba agradeciendo el sol y disfrutando de la vista de la “Pedri” completa, la Cuerda Larga y la Bola cada día con menos nieve…, vamos mal este año. Desde el Collado de las Vacas emprendimos la bajada en dirección al Puente de Los Manchegos  por el sendero que figura en el mapa que llevábamos. Un hito, otro hito, matorral más alto cubierto de nieve…..adiós hitos; suerte que estaba dura y aguantó bastante bien nuestros cuerpos salerosos. Por fin llegamos al Manzanares que bajaba con mucha agua. Después de buscar un rato donde cruzarlo desistimos, las piedras estaban heladas  y las orillas crujían amenazadoramente al poner el píe encima. Así que nada, mientras veíamos bajar aburridos por el camino de la Bola a una tropilla, nosotros continuamos divirtiéndonos otro rato subiendo un poco y flanqueando la Mali Baja en la dirección conveniente. Hubimos de echar mano de la conocida técnica del “culing” para bajar el talud hasta la pista que queríamos, a la sombra y naturalmente helada. Hasta aquí el “momento Denali” del día.

coll-de-los-pastores  img-20170122-wa0014         En un periquete llegamos al Collado de Los Pastores en busca del sol y arrebujados entre sus piedras comimos (es un decir) rápidamente que se acercaban las cuatro de la tarde y aún quedaba camino que correr.Bajamos a paso ligero disfrutando de la luz de la tarde que tan bonita pone a La Pedriza y que curioso (no es habitual a esas horas) hablando de comida. Se ve que los estómagos estaban necesitados después de tan frugal almuerzo.

img-20170122-wa0011  img-20170122-wa0016         Así terminó esta divertida excusión, más larga de lo habitual por culpa de la dichosa bajada, que nos pone el listón alto para la próxima.

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas. Bookmark the permalink.