Un rincón olvidado

Temprano, pero no demasiado, emprendimos camino de Cotos a ver como se daba el asunto aparcamiento, con un plan B en la recámara que nunca se sabe. ¡¡Albricias, hay sitio!!!. Pues ala, a calzarse y a dar un tranquilo paseo hasta Pájaros. Apenas había gente en el camino y la mañana estaba espectacular. Nieve en algunos tramos, agua por todas partes y florecillas asomando en las praderas que poco a poco van quedando al descubierto.

      Llegamos a la Laguna de Claveles y mientras hacíamos alguna foto, pasó lo de siempre. “¿Conoceis la Laguna del Opertante?” preguntó la voz que la suele liar (no siempre es la misma). Ante un no general, lo lógico era ir hasta allí. “Total sólo hay que bajar 200m y luego ya subimos (los 200) a Pájaros”. Enfilamos el rumbo y para abajo; palita de nieve a estrenar, un poquito de matorral, otro poquito de piedras….. y allí estaba la Laguna del Operante en su solitario balcón acompañada por otras más pequeñas, reflejando todas el rabioso azul del cielo.

    Subimos a la Laguna de Los Pájaros aprovechando unas estupendas palas de nieve que nos permitieron hacer el ganso un rato. Como suponíamos estaba petada de gente; los de pantalón largo o corto y camiseta de veranito y playeros. Buscamos un rincón solitario y con vistas donde comer y como ¿no? las nubes siempre tan juguetonas, taparon el sol un rato, menos mal que teníamos los forros a mano. Ya de regreso nos paramos a charlar un rato con un guarda del Parque que andaba reparando las señales del camino y controlando un poco al personal. Por nuestra parte, habíamos decidido portarnos bien el resto del día volvimos por el camino mandado hasta el chozo de la Laguna Grande. De ahí a la Cota 2000 y para abajo por un camino que empezó muy bien pero que al rato se lo comió el matorral, mala suerte; llegamos sin novedad.

     No hay manera, ni aún proponiéndonoslo somos capaces de andar un día entero por los caminos que va todo el mundo, y mira que lo intentamos…….

 

 

Advertisements
This entry was posted in Salidas. Bookmark the permalink.