Lo que dió de sí

La mañana del domingo no pintaba peor que tantas otras, pero en previsión de que anunciaban nevadas en cualquier cota decidimos quedarnos cerca de casa.                                         Nos encaminamos a Hoyo de Manzanares, aparcamos y hechamos a andar encantados de la vida. Mañana fresca, buena visibilidad sobre todo hacia el Oeste, se veía nieve en el Abantos, Las Machotas….. y hasta un clarito por el que asomaba el cielo azul, perfecto para andar. Apenas media hora más tarde, bajaron las nubes agazapadas en los altos y empezó a nevar mansamente. Continuamos disfrutando del momento un rato, pero en vista de que el horizonte cada vez era más reducido, arreciaba y empezaba a cuajar la nieve y más que nada pensando en el coche dimos la vuelta a paso ligero, que andar con nieve por la carretera no nos hace mucha gracia. Bueno, algo más de una hora de paseo rematada con un chocolate calentito convenientemente acompañado de churros y porras fué nuestra recompensa.                                                                                                                                                     Las fotos muestran lo que la nube no nos dejó ver.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salidas. Guarda el enlace permanente.