Mar y Montaña 2018

En nuestra segunda salida “Entre Mar y Montaña” coronamos el tan famoso y conocido Montgó. De hecho tiene distintas alternativas para llegar a él. Entre todos, la noche del viernes cuando nos re-encontramos todos en la casa rural Ca-alzina ( Benimeli –Alicante) lo decidimos: Subir al Montgó desde Denia por la Cova de L’Aigua. Ruta circular con un desnivel de 820m. No madrugamos demasiado y partimos con el coche ilusionados hacia el Parque Natural del Montgó. El día estaba nublado, por lo que nos permitió disfrutar del camino, eso sí, sufrimos un poco de humedad nos hizo enseguida al llegar a la Cova de L’Aigua hidratarnos para recuperarnos.

    

Tras visitar la Cova, recuperamos el sendero dirección a la Penya de L’Aguila. Alex y Xavi se pusieron a la cabeza. Disfrutamos de las vistas del puerto de Denia y sin darnos cuenta íbamos cogiendo altura hasta llegar a la Creu de Denia (694m). Desde este punto, puedes llegar a ver Ibiza un día despejado pero en nuestro caso, no pudo ser así, más bien todo lo contrario, justo nos encontramos en medio de una niebla densa que nos impedía ver mucho más allá.

                                           Aprovechamos para comer algún fruto seco y beber y en unos minutos tras despejarse un poco el cielo, emprendimos la marcha cresteando para llegar a la cima del Montgó, opción más atrevida que volver al sendero. Y por fin coronamos el Montgó (752m). La vuelta, se nos hizo un poco larga, eso sí, el sol a nuestras espaldas nos obligó a ponernos protección solar. Al final, unas 7 horas de ruta circular y un desnivel de 820m. Con el objetivo cumplido, y como estaba planeado, nos fuimos hacia la playa de Javea para encontrarnos con Yolanda y Lola y las peques Mar y Candela, que pasaron el día difrutando del mar y cómo no, nosotros darnos un baño. Un día inmejorable que disfrutamos todos peques y mayores y que, como colofón, degustamos una horchata granizada en el mismo paseo marítimo. Pero el tiempo apremiaba, y por la noche jugaba el Madrid la final de la Champions y, Alex estaba ya nervioso por llegar a la casa y poder sentarse enfrente del televisor y ver el partido con su coca cola. Y finalmente todo salió rodado para todos. Un nuevo éxito del Denali, una jornada estupenda  “Entre Mar y Montaña”.

  Guadalest: El domingo, cuando recogimos la casa, nos dirigimos hacia Guadalest. Un pueblecito muy pintoresco, con las calles empedradas con su castillo de testigo y un pantano que lo rodea de agua azul celeste que no deja indiferente. Estuvimos callejeando y, finalmente Ruth, Xavi y Jaime se animaron a visitar el interior del Castillo. Y como no podía ser de otra manera, y porque ya es un clásico acabamos comiendo paella de pollo y conejo para finalizar un finde inolvidable. Hasta la próxima tercera salida, que ya os adelantamos será en la Sierra de Bernia.                      Mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas, Salidas. Guarda el enlace permanente.