La Najarra

Sorteando las nevadas, chaparrones, granizadas rayos y truenos con los que nos ha obsequiado la primavera, nos acercamos al verano. Ha venido muy bien, porque el agua baja con fuerza por los arroyos y aún quedan unos cuantos neveros que, hace mucho tiempo no veíamos a estas alturas del año.

           Con el gorro, los guantes y el chubasquero bien guardados en la mochila, que nunca se sabe, llegamos al Pto. de La Morcuera donde nos encontramos con unos amigos dispuestos a compartir el día con nosotros. Cuando propusimos la ruta nos miraron como si estuviesemos locos, eso de bajar para luego subir…..,bueno uno decidió subir directamente a La Najarra y esperarnos allí. Sin más preámbulos el resto nos fuimos en busca de un camino que sube, en casi linea recta, hasta la cumbre.

   Bajamos los algo más de 200m que tocaban, por el ancho y estupendo camino que, entre pinos y arroyos  sobre el suelo cubierto de hierba brillante, va a Miraflores pasando por Monte Aguirre. Todo el mundo encantado sin acordarse que luego tocaba subir. Llegamos al inicio de la llamada Senda de Santé, que desde el principio deja claro que poco respiro va a haber; menos mal que seguíamos a la sombra!.

                           Alguna parada hicimos para ver el paisaje (realmente recuperar el resuello), hasta llegar al collado del Cuatro Calles, pequeña tregua antes de acometer la última subida por un serpenteante y entretenido sendero entre piedras. En el bosque vimos un enorme boletus y en el collado nos encontramos con las genistas que empiezan a florecer tiñéndolo todo de amarillo; también un par de arbolillos que no supieron crecer para arriba, que es lo que les toca, contemplaban el entorno asomando desde una enorme piedra.

           En la cima nos encontramos con el que había subido por el camino más corto y tras las fotos de rigor nos dispusimos a comer en animada charla bajo un sol aún amable, gracias al airecillo que por allí andaba.

   Reanudamos la marcha en dirección al refugito que medio hay (la otra mitad se ha caído) en el camino de bajada al collado de ruta a Los Bailanderos. Y ya desde allí volvimos tranquilamente hasta el Puerto, dándole vueltas a una idea que nos ronda.                     Hasta la próxima!!!

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salidas. Guarda el enlace permanente.