Cambio de comedor

Otra vez a cenar en los altos, y eso que el calor no aprieta todavía, pero….. Esta vez se apuntaron además un par de jóvenes, hijos de alguno de los participantes. Eso nos gusta porque a veces estas aventurillas pueden servir para crear afición, y si no que se lo pregunten a algunos.

           El objetivo era la Peña Pintada al estilo Denali; esto es un “pa´rriba”, aprovechando viejos senderos, y por allí había uno bien marcado del que dan fé los más viejos del lugar, o sea del Club. Desde el punto convenido se inició la ascensión, corta pero bastante pindia, que a alguno hizo resoplar; y eso que iban bastante entretenidos buscando los hitos que no tiraron el tiempo o las vacas. Llegados arriba sin más novedad buscaron refugio del aire serrano para cenar sin coger una pulmonía. Vista la puesta de sol, bajaron hasta el Mirador de Las Canchas aprovechando las últimas luces y disfrutando de la tranquilidad reinante. Para continuar tranquilamente por la pista, al coche y a dormir encantados de la vida.

               Más o menos me lo contaron así y lo traslado para disfrute general.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salidas. Guarda el enlace permanente.