Al techo

Estamos en medio de un tiempo revoltoso. El sábado estaba gris, lluvioso y con aviso de tormenta pero no fué impedimento para convocar una salida; siempre se apunta alguien. Al final de tres quedamos dos y tempranito en una mañana radiante, sin una nube nos fuimos a Cotos. El plan era estar como muy tarde de vuelta a las cuatro, que no nos gusta nada acabar corriendo perseguidos por rayos, truenos y apedreados por granizo furioso.

   Como uno de los dos nunca había subido a Peñalara, no lo pensamos más y empezamos a andar pista arriba cruzándonos con algún que otro corredor; como madruga esta gente!. Plantas, árboles y piedras relucientes, el camino bien lavado….era evidente que había llovido bastante. Acompañados de una suave brisa llegamos a la Hermana Mayor donde paramos un rato a ver el panorama y de paso observando como el cielo se iba tornando gris. Desde la Hermana Mayor vimos la Laguna Grande aún bastante tranquila. Al rato continuamos hacia Peñalara donde había un pequeño grupo.

           Nos asomamos al camino de Claveles pero decidimos dejarlo para otro día, las nubes cada vez más espesas rozaban Cabezas. Bajamos a Peña Citores donde enredamos un rato por las trincheras y paramos a comer sentados en unas piedras bajo un sol cada vez más tibio y un aire más fresco.

          La Senda del Batallón Alpino nos devolvió a Cotos sin novedad y ya camino del Puerto de Navacerrada unas cuantas gotas mojaron el parabrisas del coche.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salidas. Guarda el enlace permanente.