Haciendo deberes

Habíamos quedado en salir a poner en práctica las enseñanzas de la semana anterior. Mejor no pudo salir el día para hacer prácticas de orientación; había niebla no muy espesa, pero buscar de buscar puntos de referencia, poco.

        Así que siguiendo las enseñanzas y consejos de Marta (hola si lees esto), fuimos a una zona más o menos conocida y “entretenida” por la cantidad de senderitos que te llevan a darte de narices con alguna via de escalada; naturalmente hablamos de La Pedriza.                                   Muy puestos en situación con el mapa y la brújula trazamos rumbo y partimos en busca del primer punto. Bien, aquí a corregir que hay que cambiar de dirección. De pronto delante tenemos dos senderos que salen en la misma dirección, uno de ellos ligeramente hacia arriba “pues este” (lo de subir nos puede). Medio trepando pasamos al lado de un endrino esplendoroso y un alcornoque colgado en un sitio imposible. Plaff! nos pegamos con El Indio. “Aquí no, hay que bajar”; marcha atrás para coger el otro camino que, sin rencor por haberle despreciado antes, nos llevaría al collado donde queríamos ir.

           Por fin salimos de la niebla y a nuestros pies un espléndido mar de nubes. Poco después llegamos a la Cueva del Ave María que era el siguiente destino. Continuamos camino arriba pasando por El Caracol y el Risco del Ofertorio para llegar a La Gran Cañada.

                Cambio de rumbo otra vez. Paramos a comer en el Risco de las Tres Puntas y….de la mochila de Alfredo salieron el turrón del montañero (chocolate con frutos secos) y una botella de sidra “que estamos en navidad” dice. Menos mal que todos los años te acuerdas compañero, que los demás andamos atontolinados. El caso es que los ejercicios de triangulación que hicimos después de comer aprovechando la buena visivilidad, salieron bastante decentes a pesar de las burbujas; un aprobadillo o así.

  Bajamos por un vertiginoso camino hasta la Garganta de La Camorza por donde, acompañados por el fragor del Manzanares, llegamos al Tranco.

        Día bonito, bonito, provechoso y divertido.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salidas. Guarda el enlace permanente.