¿Quiénes somos?

El Club de Montaña Denali fue fundado en junio de 1988 con el fin de reunir a los aficionados a la montaña de Las Rozas de Madrid y alrededores   (Majadahonda, Pozuelo, Torrelodones, Villaba,etc).

Somos un grupo pequeño y nuestra principal actividad es el montañismo que practicamos todo el año. Somos una entidad sin ánimo de lucro y ninguno de los socios somos guías. No siempre conocemos las rutas a realizar, las propone y planifica cualquier socio y el desarrollo se realiza entre todos, no somos una agencia, ni un grupo de singles.

Cada uno de los participantes es responsable de si mismo ya que la actividad se desarrolla en un medio cambiante, a veces exigente y hostil, sobre todo en invierno. Se supone que cada uno conoce sus capacidades y el uso adecuado del material, por lo que el Club declina cualquier responsabilidad.

Un poco de Historia

En 1896, un buscador de oro llamado William Dickey impuso -de forma no oficial- el nombre de McKinley a la montaña. Hasta ese momento era nombrado como Deenaalee por los nativos Koyukon, que en su lengua significa “El Grande”.

McKinley era el nombre de un importante político del Partido Republicano que en esas fechas había sido propuesto como candidato a la presidencia; esta noticia fue la primera que recibieron Dickey y sus compañeros a la vuelta de una larga permanencia en el wilderness, y en su honor rebautizaron la montaña, probablemente motivados por la promesa de McKinley de permanecer en el Patrón Oro, frente al apoyo que el Patrón Plata recibía del candidato demócrata.

Quizás el nombre no habría hecho historia de no ser porque William McKinley ganó un año después las elecciones, y porque en 1901, siendo Presidente, fue asesinado. En 1917 el Senado de EEUU decidió oficializar la denominación Monte McKinley en honor y memoria del difunto estadista. Uno más de tantos rebautizos de montañas sin ningún respeto a la población autóctona y su cultura acaecidos a lo largo y ancho del planeta por aquellos que conquistaban, colonizaban, o simplemente visitaban sus tierras.

Y por McKinley fue conocida la montaña en todo el mundo durante un siglo, con una importante excepción: la población nativa de Alaska seguía llamándola Denali.

En 1975 comenzó una larga serie de peticiones por parte del Gobierno de Alaska para que la montaña volviera a denominarse oficialmente con su nombre primitivo. Cada vez más ciudadanos de todos los Estados de la Unión y montañeros de todo el mundo empleaban la denominación Denali como muestra de respeto a los nativos de Alaska, hasta que en 2015 Barack Obama confirmó, en visita al Estado, el cambio de denominación.

100 años después, la montaña recuperaba oficialmente su nombre. Volvía a ser “Denali”, “El Grande”.

 

Anuncios